Entre bastidores en la fábrica de Cheerz

Cuando en Cheerz decimos que creamos productos personalizados, significa que detrás de cada uno de tus pedidos hay un equipo de Cheerzers que se encarga de tus recuerdos fotográficos para obtener siempre la mejor calidad posible. Así que, como parte de nuestro cambio de marca y del lanzamiento de nuestra nueva colección, hemos pensado en llevarle con nosotros a nuestra fábrica de Gennevilliers (Francia), donde se fabrican muchos de esos tesoros. ¿Vienes?

Los álbumes

Si los plazos de entrega de tu álbum pueden parecer a veces largos, es porque es el producto que más tarda en crearse. Y te vamos a decir por qué.

En primer lugar, comenzamos nuestro recorrido con David, impresor en Cheerz:

Primer paso: todo comienza con la impresión. Imprimiendo la portada de su álbum, pero también imprimiendo las páginas interiores.

Segundo paso: Ahora que todo está impreso, podemos centrarnos en la portada del álbum pasando por el paso de laminación. Este paso consiste en aplicar una fina película de plástico para proteger el álbum de los arañazos.
Ten en cuenta que para un álbum blando, aplicamos un laminado brillante, mientras que para un álbum duro, preferimos un laminado mate.

Paso 3: ¡Los bordes se cortan con una máquina llamada cortadora!

Ahora es el momento de centrarse en la preparación de la cubierta. Para ello, dejamos a David y seguimos observando la elaboración de nuestro álbum con Ana.

Paso 4: ¡Es hora de pegar! ¿Puedes oler el pegamento? ¿No? ¿De verdad que no? Bueno, por aquí huele a eso.

Quinto paso: ¡es el momento de elegir! El tamaño de corte perfecto para el número de páginas de tu álbum.

Por último, pasamos al montaje de nuestra manta en una máquina llamada Blanketmaker (en pocas palabras).

Con nuestra portada lista, sólo queda ensamblar la portada a las páginas del álbum. Y es Sudaker, el maquinista, quien nos guía.

Séptima etapa: Para ajustar el interior del álbum a la cubierta, utilizamos una máquina llamada Praleg.

Octava y última etapa: Por último, sólo queda hender el papel con una máquina llamada Praform. El hendido consiste en aplicar un surco para facilitar el plegado del papel sin romperlo ni marcarlo en el pliegue.

¡Y ya está! Sólo hay que dejarla secar durante 24 horas y ya está.
Por último, la creación de un álbum de fotos requiere nada menos que 72 horas de preparación en total. Largas horas, sin duda, pero no tan largas para un objeto que se guarda para toda la vida.

Las tarjetas e invitaciones

¿Has oído hablar de la fabricación de tarjetas?
Es nuestro servicio de impresión de fotos para enviar hermosas tarjetas personalizadas para todas sus ocasiones: tarjetas de agradecimiento, invitaciones, para anunciar el nacimiento o una boda… ¡Tarjetas creadas según sus gustos y deseos con una, dos o tres fotos!

Entre bastidores de la fabricación de tarjetas

En cuanto a los álbumes, conocemos a David, impresor de la Fábrica de Cheerz, que nos guía por las diferentes etapas de la elaboración de sus tarjetitas. Le dejamos en buenas manos:

«En primer lugar, simplemente empezamos imprimiendo la plancha de fotos»

«Luego hacemos un chequeo comprobando el anverso y el reverso de las tarjetas bajo la luz».

«Pasamos a la fase de corte con la cortadora»

¡y te lo enviamos con un bonito sobre!

Esta pequeña visita a la fábrica de Cheerz está llegando a su fin. Esperamos que hayas disfrutado descubriendo el proceso de fabricación de tus creaciones personalizadas y esperamos verte pronto en la próxima visita a la fábrica. Hasta entonces, ¡vive, imprime, revívelo!

¿Te gusta? ¡Compártelo!